Cultura

La mujer que drogaba a niños para poder ir al gimnasio | Conectando A México

January Neatherlin, una fanática del CrossFit que administraba un lugar para el cuidado de niños en Bend Oregón, fue sentenciada a 21 años y cuatro meses de cárcel por poner en peligro la vida de por lo menos una docena de infantes, ente los que se encontraban incluso bebés. Decenas de padres confiaban en el negocio de Neatherlin, Little Giggles Daycare, en el que sus hijos jugaban mientras ellos trabajaban. La atlética mujer de 32 años convencía a los padres de que no recogieran a sus hijos entre las 11 de la mañana y las 2 de la tarde porque supuestamente era "la hora de su siesta", sin embargo, ella escondía una horrible experiencia para los niños. En ese tiempo, lo que en realidad hacía Neatherlin era abandonar a los niños dormidos para ir a moldear su cuerpo al gimnasio. Para que nadie sospechara, dormía a sus víctimas con melatonina. Luego de una denuncia de un exnovio, la Policía de Bend comenzó a vigilarla y se percató que la mujer primero llevaba a sus propios hijos a la escuela y después se iba a su gimnasio, al terminar regresaba a Little Giggles Daycare. January fue detenida en marzo del año pasado, luego de que la policía la siguiera tras abandonar a los menores bajo su responsabilidad para ir a hacer CrossFit. Los agentes hallaron solos a niños entre seis meses de vida y cuatro años en la casa, informó el diario local Bend Bulletin. Además se comprobó que la mujer de figura trabajada había mentido a los padres sobre su licencia de enfermería. Había engañado a todos durante cinco años. Pero eso no era todo, también reconoció que a varios pequeños les dio leche muy caliente, lo que les produjo quemaduras internas a los niños. "Hay algo roto y perdido dentro suyo. Es el deseo de esta corte que pueda encontrarlo o reconstruirlo", le señaló el juez Wells Ashby a January. Durante la lectura de la sentencia, entre lágrimas la mujer pidió perdón a los padres de las víctimas. La fiscalía había solicitado 35 años de prisión para la crossfitter, pero concluyeron que debería 21 años y cuatro meses encarcelada. Luego de la lectura de la sentencia, Kevin Hord, uno de los padres, pidió la palabra: "En mi opinión, su señoría, cien años no hubieran sido suficientes", de acuerdo con el portal SinEmbargo.

Extraído de:

Mostrar más

ConectandoAMexico

Noticias que te mantendrán informado de todo lo que ocurre día a día en México y en el resto del mundo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close